Inicio | Galerías | El Acueducto | El Alcázar | La Granja | Mapas
Visitar Segovia
Monumentos y paseos | Gastronomía | Turismo Rural | Hoteles | Enlaces
Visitar Segovia: Acueducto Visitar Segovia: El Alcázar
 
   
 
 

El Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia es uno de los monumentos más importantes de Segovia, y se encuentra situado en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores, en un enclave privilegiado para su originario carácter defensivo.

El Alcázar se construyó entre los siglos XII y XVI, aunque tuvo que ser restaurado en numerosas ocasiones. En 1862 un feroz incendió lo destruyó, por lo que tuvo que ser reconstruído.

Entre los hechos históricos ocurridos en el Alcázar de Segovia, figura la coronación de la reina Isabel la Católica como reina de Castilla en 1474. Por su situción privilegiada, fue uno de los castillos favoritos de los reyes medievales. La fortaleza también fue utilizada como prisión del Estado, hasta que en 1762 el rey Carlos II fundó en Segovia el Real Colegio de Artillería, instalando su sede en el propio Alcázar.

En 1931 el Alcázar fue declarado monumento histórico artístico y en 1953 se creó el Patronato del Alcázar, responsable del museo que se puede visitar en su interior.

El alcázar de Segovia se divide en dos núcleos. El primero lo forman un patio con foso, el puente levadizo, la torre del homenaje y dos cubos circulares con chapiteles. El segundo, es el interior del propio castillo, y cuenta con una magnífica capilla y con las salas nobles, llamadas la Galera, las Piñas y el Tocador de la Reina. El Alcázar dispone también de cuatro pisos con buhardillas y amplios sótanos.

La torre del homenaje fue construída por Juan II, durante la transición del románico al gótico. Tiene una altura de 80 metros, con doce pequeñas torrecillas a su alrededor. El acceso a la torre es a través de un estrecho pasadizo. El tejado está recubierto de pizarra, gracias a las reformas realizadas por Felipe II.

En la capilla del Alcázar se puede contemplar un magnífico artesonado mudéjar y unas vidrieras realizadas por Muñoz de Pablos. También tenemos dos retablos, uno del siglo XVI de la escuela castellana y otro gótico dedicado a Santiago Apóstol. Destaca el cuadro de la Adoración de los Reyes de Bartolomé Carduccio.