Inicio | Galerías | El Acueducto | El Alcázar | La Granja | Mapas
Visitar Segovia
Monumentos y paseos | Gastronomía | Turismo Rural | Hoteles | Enlaces
Visitar Segovia: Acueducto Visitar Segovia: El Alcázar
 
   
 
 

Segovia

Segovia

Segovia

Convento del Corpus Cristi

Convento del Corpus Cristi en Segovia

Convento del Corpus Cristi

El recorrido por la Judería de Segovia es un camino lleno de sorpresas y que permite reconciliarse con lo mejor de uno mismo. Repleto de edificios de sumo interés, es parada obligatoria La Sinagoga Mayor o la Sinagoga del Corpus Christi. En la actualidad y desde finales del siglo XV, es conocido como el Convento del Corpus Christi.

El Convento pertenece a las hermanas Clarisas. En el pasado era uno de los centros religiosos de la comunidad judía en Segovia y una de las más importantes sinagogas de la ciudad (llegó a tener cinco). Los estudios más fiables indican que la sinagoga se construyó en el siglo XIII, siguiendo el estilo mudéjar y de aspecto muy similar a la Sinagoga de Santa María la Blanca, de Toledo.

La Sinagoga

La Sinagoga que se puede visitar en la actualidad es una restauración, porque el edificio fue prácticamente destruido en un incendio que empezó la noche del 2 de agosto de 1899. Lo más interesante de este edificio es que es sagrado para dos religiones, la cristiana y la judía. Se dejó de utilizar como Sinagoga en 1410, cuando tuvo lugar su incautación a la comunidad judía segoviana.

Historia

Según la historia, la parte más importante de las sinagogas medievales sefardíes, era el interior. Dado que su entrada se restringía a los fieles hebreos, la ornamentación era muy abundante. La parte más sagrada del templo era la parte del muro que apuntaba hacia la capital, Jerusalén. Allí se abría una pequeña hornacina donde se ubicaba el arca con la parte de la Torá. También estaba la lámpara o antorcha que simbolizaba la luz eterna de Dios y la fe del pueblo eterno. Todos estos elementos los tenía cuando este templo era una auténtica Sinagoga.

Accesos

A los pies de la sala de oración, donde ahora se puede ver el coro, se situaba el vano principal de la entrada. La Sinagoga contaba con un segundo acceso, mucho más pequeño, que seguramente era utilizado para la entrada de las mujeres.

Reconversión de la Sinagoga

A principios del siglo XV, la sociedad se convulsionó y se alzaron en hostilidades contra los judíos y todos aquellos que no aceptaban el catolicismo. Esto ocasionó que la Sinagoga fuera arrebatada a los judíos y convertida en otro tipo de templo. A ello favorecieron la popular creencia entre los cristianos que los judíos hacían prácticas sacrílegas en este lugar.

La sala de oración

La sala de oración de la Sinagoga estaba formada por tres naves longitudinales, siendo la de mayor altura la central. La belleza de los capiteles es lo que más llama la atención cuando se entra a visitarla. En este lugar se puede encontrar una curiosa mezcla de dos religiones. En la parte cristiana, se pueden apreciar los retablos dedicados a San Francisco de Asís, cuadros de gran valor y otras obras de arte. También se puede ver muy bien el espíritu de la antigua Sinagoga, que fue arrebatada a los judíos.

Horarios de visita

¿Cuándo se puede visitar este histórico y sagrado lugar para tanta gente? La posibilidad se da entre las 10 y las 14 horas de los miércoles hasta los domingos. Se solicita la máxima discreción en la visita y respeto. En primer lugar por lo sagrado del recinto, así como porque el edificio está habitado por las monjas Clarisas, así que no se debe hacer nada que perturbe la paz del Convento. En cualquier caso, y aunque no se cobra entrada, se agradece la voluntad que es tan necesaria para el mantenimiento del patrimonio histórico.

Una vez se termine la visita, se puede disfrutar de la judería y de los otros rincones que nos tiene reservados la magnífica ciudad de Segovia.