Inicio | Galerías | El Acueducto | El Alcázar | La Granja | Mapas
Visitar Segovia
Monumentos y paseos | Gastronomía | Turismo Rural | Hoteles | Enlaces
Visitar Segovia: Acueducto Visitar Segovia: El Alcázar
 
   
 
 

Segovia

Segovia

Segovia

Catedral de Segovia

Catedral de Segovia

La Catedral de Segovia

Cuando la luz del crepúsculo o el amanecer baña la Catedral de Segovia, los afortunados observadores se encuentran ante uno de los más bellos espectáculos que ofrece la ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Ubicada en la Plaza Mayor, preside toda la capital del cochinillo, convirtiéndose en centro de peregrinación para los amantes de la cultura religiosa y también para aquellos que solo buscan la belleza singular de los edificios más emblemáticos de la historia. Ante ellos se alza el edificio del gótico tardío, que comenzó a construirse en 1525, con la estrecha colaboración de un buen número de arquitectos segovianos, entre los que destacan la familia Gil de Hontañón. Esta es una de las razones por la que los segovianos están tan orgullosos de este fantástico monumento.

La actual Catedral de Segovia sustituyó a la Catedral Vieja, que estaba en los jardines del Alcázar y que fue destruida durante la Guerra de las Comunidades en 1520.

Estructura

Pero, ¿qué estructura tiene esta fabuloso edificio de alturas vertiginosas? Su estructura se reparte en tres altas naves y girola. Algo que llama la atención son sus hermosas ventanas de complicada y fina tracería calada. Los vitrales o vidrieras son especialmente hermosas. En realidad componen uno de los conjuntos más importantes del patrimonio español. Aunque son de esencia religiosa, los colores y las escenografías que representan, realmente tienen una belleza extraordinaria. La primera fase de vitrales corresponde al siglo XVI y la segunda fase, del siglo XVII, corresponde al artista Francisco Herranz, que se basó en un documento titulado "Orden de las Ystorias que se han de poner en la Yglesia Mayor de Segovia" y que se conserva con gran esmero en el Archivo Catedralicio de Segovia. Este conjunto cuenta con 33 piezas de extraordinario valor y que pronto podrán verse con todo su esplendor cuando se termine la restauración a la que están siendo sometidas.

Vistas exteriores

Una de las vistas exteriores más conocidas de la Catedral de Segovia es la del oeste, en la que se puede ver la fachada principal. Se conoce como Puerta del Perdón y cuenta con una escultura de la Virgen, obra de Juan Guas. A su lado está el Enlosado, un espacio que se utiliza para actividades culturales. La torre es una de las más altas de este tipo de Catedrales, y aunque permite disfrutar de unas vistas inusuales de la ciudad de Segovia, solo es posible acceder a ella con un permiso especial del Cabildo. También es muy interesante el ábside, que linda con el barrio denominado la Judería Vieja, y que tiene unos elementos ornamentales propios del gótico tardío, como los contrafuertes y pináculos. Estos elementos son de piedra caliza y rodean la gran cúpula.

Capillas

En la Catedral de Segovia se puede disfrutar de sus 18 capillas a cuál más bonita. En cada uno de estos espacios hay pinturas y obras de arte de valor incalculable. Entre lo más destacado se puede comentar el Calvario románico ubicado en la Capilla del Sacramento, el tríptico de Ambrosius Benson y el retablo de la Piedad.

Incunables

Una cosa que no debe pasar desapercibida, especialmente para los estudiosos y curiosos de los documentos clásicos, son los más de 500 incunables que se conservan en el Archivo Catedralicio. Una de las obras más apreciadas es el Sinodal de Aguilafuente, que cuenta en su haber con el mérito de ser el primer libro impreso de España.

Horarios de visita

¿Cuándo se puede visitar este monumento imprescindible de todo lo que se encuentra en Segovia? Se debe tener en cuenta que se ofrecen servicios religiosos. Pero para los turistas hay un horario de visitas que entre octubre y marzo es desde las 9:30 horas hasta las 17:30 horas de forma ininterrumpida. El resto de los meses la apertura se amplía hasta las 18:30 horas. El precio de la entrada es de 3 euros, aunque los grupos superiores a las 20 personas, solo deben pagar 2 euros. Los segovianos pueden entrar gratis. Esta misma oferta se extiende a todos los visitantes siempre que acudan los domingos entre las 9:30 y 13:15 horas.

Situación

La Catedral de Segovia está en la Plaza Mayor de la ciudad, otro monumento de primer orden. Se trata de un lugar muy concurrido, tanto por foráneos como por los vecinos de la población. La razón es porque es un marco incomparable para socializar y tomar buenos vinos y mejores pinchos. Así que la visita a este lugar no está reñida con satisfacer el deseo de tomar algo de beber y una buena comida. Cuando la Catedral se ilumina por la noche, al igual que el resto de la Plaza, el espacio adquiere una magia especial, que merece ser compartida con los amigos o seres queridos. Esta zona de Segovia es tan diferente y tan bonita, que se debe visitar una y otra vez para poder sucumbir al encanto de la ciudad romana.